Archivo para abril, 2012

proyectos fin de carrera

Posted in arquitectura, interiorismo with tags , , on abril 27, 2012 by proyectosinteriores

Esta semana y durante toda la anterior hemos asistido a las exposiciones de proyectos fin de carrera de ESDI y ESDG.
Una de las alumnas, Raquel Segovia, ha reformado la antigua estación de autobuses de Ciudad Real, edificio poco afortunado en su arquitectura e implantación urbana. Raquel ha cambiado el concepto espacial del edificio, tratando de abrirlo y relacionarlo con la ciudad. Su intención era prolongar la calle y generar una plaza urbana, cosa nada fácil según las preexistencias. Abriendo los muros en una dirección y preservando la masividad en los de la otra, genera un esquema de espacios pasantes, dinámicos y permeables a la ciudad, integrando los nuevos usos en los espacios transformados. Como contrapunto a estos espacios fluidos aparece el remanso central, con un área de estancia, convertida en un espacio estático y centralizado protagonizado por un árbol donde la autora invita al viajero a esperar sentado y tranquilo y si es posible con un libro en las manos o un cuaderno de dibujo o escritura.

Anuncios

wegner

Posted in mobiliario with tags , , , on abril 25, 2012 by proyectosinteriores

En diseño de mobiliario asistimos a una exposición muy interesante a cerca del diseñador danés Hans Wegner.
Nos habló José María sobre la trayectoria de este creador y su influencia en el mundo del diseño de mobiliario contemporáneo. Estuvimos repasando las cualidades formales y materiales de sus diseños y al final pudimos asistir a un video sobre la fabricación de su conocida “chair”. Con el fin de compartir esta clase con los internautas, os dejo el enlace del pdf de José María, así como del video de Youtube en el que se puede ver el proceso de fabricación de la silla.
HANS WEGNER

video de youtube:

visita a una kasbah

Posted in arquitectura, general with tags , on abril 16, 2012 by proyectosinteriores

Os propongo una visita virtual a una kasbah marroquí. Yo tuve la suerte de poder hacer esta visita en persona y experimentar las sensaciones que propicia la arquitectura popular de Marruecos.
Tras recorrer unos kilómetros en un coche todoterreno y atravesar una especie de oasis formado por un palmeral, el coche se detuvo a unos cincuenta metros de la puerta de la kasbah.

Esto nos dio la oportunidad de apreciar las proporciones globales del conjunto arquitectónico, en el que despuntaban las torres de las esquinas y una gran sobriedad y hermetismo. La arquitectura nace de la tierra, ha sido construida con ella y se funde con ella cuando alcanza su estado de ruina. Por ello tiene el color del paisaje. Tal y como decía Miguel Fisac a cerca de los bombos manchegos, “no son una mímesis del terreno sino el propio terreno construido”. El color rojizo de la tierra contrasta con el verde del palmeral y los cielos azules y diáfanos frecuentes en estas zonas tan carentes de precipitaciones. Estamos en abril, y a pesar de no tener temperaturas excesivamente altas, el sol implacable nos aconseja entrar bajo el arco de la puerta que nos anuncia la umbría.

Tras penetrar en el interior de un zaguán fresco y en penumbra y antes de que la pupila se pueda dilatar mucho, salimos al patio tras pasar por los trámites necesarios para la visita.
Descubrimos un gran patio central, cuyas proporciones hacen que la arquitectura lo delimite con una crujía estrecha frente a sus dimensiones. Se diría que es casi lo más importante del conjunto. En este patio-jardín la densidad vegetal no deja casi espacio para nada más. Una pequeña fuente se ubica en el centro, al cual se llega por unas sendas adoquinadas directamente sobre la tierra. Palmeras , arbustos, plantas bajas con flores e incluso algún frutal forman este jardín cuyo orden inicial se ha perdido gracias al crecimiento libre de la vegetación.

En uno de los extremos del patio aparece un porche vegetal maravilloso, construido mediante una estructura de madera orgánica, trenzada e irregular como soporte ideal para una parra que se apoya prolífica sobre el entramado y que surge de un tallo múltiple que se inclina de forma imposible.

En uno de los porches que rodean el patio se observan los utensilios rurales y elementos básicos que hacen posible la vida cotidiana de este lugar. Este porche es muy alto y estrecho y nos deja ver una preciosa estructura de madera y caña que conforma el forjado superior. Nos despertó la curiosidad la forma en que este forjado se entrega al muro con un retallo del mismo y un refuerzo de madera a modo de pie derecho apoyado de nuevo en el muro en la parte inferior.

En uno de los laterales del patio nos adentramos en unas dependencias estrechas, ventiladas mediante troneras o lucernarios superiores, que se dedicaban a los trabajos domésticos y de labor y tras atravesar galerías en penumbra, la pupila se nos contrae de nuevo al salir a un segundo patio, más estrecho, rectangular y que sin duda es un patio de trabajo por las dependencias que a él se abren y la falta de vegetación.


Es posible que este patio alojara carruajes, vehículos de otro tipo o grandes herramientas del campo. Tras cruzarlo, entramos de nuevo en la casa por una estrecha puerta que nos va a permitir el ascenso a los distintos niveles de la vivienda.

La escalera por la que ascendemos está hecha de la misma tierra, con unas dimensiones cómodas y adaptadas a los ceñidos espacios que van quedando entre los muros. Descubrimos habitaciones en el frente, utilizadas como cámaras de almacenaje y situadas a media planta. La luz entra acariciada por los muros de tierra, lo cual crea una atmósfera densa y cálida. Giramos y accedemos al espacio de la cocina, con salida hacia el primer nivel de terraza exterior. Seguimos subiendo por una escalera tallada en la tierra, siguiendo la invitación del reflejo de luz que resbala por el hueco de ascenso. Al hacerlo pasamos junto a un horno artesanal, situado ,cómo no, en la cocina.

Al final del ascenso nos espera un último espacio destinado a la oración. Se trata de un espacio dilatado, con cinco aperturas y con una salida a la terraza superior, desde la que se percibe el conjunto que abraza el patio. Hemos culminado el ascenso por una de las cuatro torres y los espacios a los que va dando acceso. Finalmente encontramos ya en la terraza un par de cámaras con huecos pequeños que sirven de habitaciones para dormir y que tan sólo pueden alcanzarse tras atravesar la terraza. Una terraza que te permite dominar el entorno próximo y lejano con las vistas y que se abre al cielo y al sol.

Hemos participado de un raumplan loosiano con tránsitos sorprendentes, con espacios iluminados dramáticamente por estrechos huecos, en su afán de protegerse de los rigores del clima. Esta secuencia de espacios en penumbra se ve interrumpida por los espacios exteriores que forman parte del recorrido: patios, terrazas, azoteas… La construcción nos habla permanentemente de los materiales del lugar, la tierra, en forma de tapial o adobe, la madera, las hojas de palmera… además esta materialidad aporta un ambiente cálido al espacio y juega con la luz matizándola de forma muy bella. Por último la integración de la naturaleza y los sistemas de funcionamiento pasivo extraordinariamente realizados: La inercia térmica de la masa mural, la creación de aljibes, la refrigeración a través del agua estancada, las ventilaciones cruzadas en planta y sección, la adecuada orientación solar de las estancias y sus huecos… Un conjunto espacial que responde a unas tipologías de arquitectura popular que son adaptables, por qué no, a los modos de vida contemporáneos si se sabe hacer la lectura correcta.

Al final y tras descender de nuevo por la torre, nos sentíamos con ganas de tomar una cerveza Mario, Marta, Pilar y yo, y de degustar también la estupenda visita que acabábamos de hacer
Una lección auténtica de arquitectura.
Esperemos que esta sabia arquitectura permanezca como patrimonio material e intelectual y no le ocurra lo que a la arquitectura popular española, cuya defunción ya denunció hace muchos años el maestro Miguel Fisac.

entrega de proyecto, presentación y publicación en prensa de sinergias_1

Posted in general with tags , on abril 10, 2012 by proyectosinteriores

Tras el periodo vacacional y casi sin tiempo para aterrizar, tenemos mañana la entrega y la presentación del tercer proyecto del curso, que como sabeis se trata de sinergias_1.
Hay que entregar un panel formato A1 o A2 en el que se desarrolle la propuesta. Además mañana contaremos con la visita de los trabajadores y monitores de la Asociación Fuensanta por lo que los estudiantes realizarán una presentación digital de sus trabajos. Van a venir diecinueve chicos de la asociación, los tutores y las personas de Solman que están organizando el proyecto, con Eloisa como precursora del mismo.
Más tarde se presentarán las propuestas al concurso que se fallará el día veinticuatro en la sede de Solman, de cara a decidir qué objetos se pueden producir para su venta.
El pasado Domingo el diario La Tribuna publicó un nuevo artículo sobre este proyecto. Aquí os dejo el enlace para que lo visiteis en su versión digital.

http://www.latribunadeciudadreal.es/noticia/Z8F67C40B-CF28-FB58-2AABBA9045290ED5/20120408/integracion/desarrollo/artesania