asplund

Me gustaría hacer un comentario sobre Erik Gunnar Asplund, arquitecto sueco que murió joven habiendo realizado un puñado de obras memorables. La trayectoria de Asplund es compleja, con recorridos de ida y vuelta y una concepción de la arquitectura que le hace valorar lo vernáculo, el clasicismo, el lenguaje del movimiento moderno, a la vez que manifiesta una reacción contra el mismo, fruto de su constante reflexión arquitectónica y su indudable talento.
Me gustaría destacar el proyecto que realiza en el año 1918, que no deja de ser un homenaje al concepto de cabaña vernácula, a la vez que una obra de concepción clásica: la capilla del bosque de Estocolmo.
La llegada a esta pequeña capilla se realiza a través de una secuencia de espacios que siguen un eje muy claro y que constituye, tal y como se puede apreciar en toda la obra de Asplund, una promenade, un paseo arquitectónica a través de distintos espacios cuya secuencia nos prepara para el momento final que culmina bajo la luz cenital. El camino está flanqueado por árboles y nos lleva a la sala hipóstila exterior, ese bosque de pilares dentro del bosque sueco. Este espacio es muy bajo y profundo, alude a la vez a la sensación de cobijo bajo un pesado techo, la cabaña, y al concepto de espacio pórticado tan frecuente en la arquitectura clásica. De hecho las columnas pertenecen al orden dórico, sobre el que se situa la pesada cubierta de la cabaña. Tras cruzar el umbral, flanquedo por dos muros que recogen el espacio de ingreso, llegamos al espacio bajo la cúpula, donde el techo se fuga hacia el cielo, el espacio se descomprime y la luz lo inunda tras resbalar por la superficie curva.
Es un proyecto lleno de simbología, como la mayor parte de la obra de Asplund, situado en un lugar mágico, silencioso, con una carga de tensión y de espiritualidad que hace trascender la propia obra.
No he tenido la suerte de visitarla para creo que se trata de una de esas obras que son contadas y que uno las recuerda por esa capacidad de trascender. Uno a penas visita en toda su vida un puñado de obras con esta cualidad.
El próximo día comentaremos el cine Skandia, alejado de estas premisas pero de gran interés, especialmente por las cualidades interiores del espacio y por su enorme carga simbólica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: