Archivo para junio, 2012

cementerio del bosque

Posted in Uncategorized on junio 11, 2012 by proyectosinteriores

no se puede cerrar un comentario sobre Gunnar Asplund sin citar la obra del cementerio del bosque, y por lo tanto hacer también mención de Sigurd Lewerentz. Ambos arquitectos ganaron el concurso con una propuesta conjunta y revisaron una y otra vez la que habían realizado a lo largo del tiempo ya que la consecución del proyecto se dilató bastantes años y se fue realizando de manera progresiva. La capilla del bosque ya comentada se construye en 1918, a la cual siguió la capilla de la Resurrección de Lewerentz, así como el trazado progresivo y las ampliaciones sucesivas del cementerio.
El sitio está impregnado de un magnetismo enorme, casi mágico. El paisaje y la arquitectura se alían para dignificar el encuentro del ser humano con la muerte y acompañarlo en un momento de dolor profundo. El lugar se constituye como remanso de una honda espiritualidad. El tratamiento del paisaje, en el que a penas se percibe la intervención humana, tal es su naturalidad, la noción de límite entre la naturaleza y el artificio, la ubicación cuidadosa y estratégica de la arquitectura, su materialización, el simbolismo, el ritual del recorrido y la secuencia de las distintas fases dentro del mismo…todo ello forma parte del proceso para configurar un lugar único, de enorme belleza, que invita a la soledad y la reflexión. Es uno de los lugares más bellos de Estocolmo y uno de los espacios exteriores más memorables de los que nos ha dejado el siglo XX.
En el año 34, dieciseis más tarde del proyecto de la capilla del bosque, Asplund construye el crematorio, con su pórtico como lugar más emblemático y finaliza una serie de intervenciones para dar origen a este magnífico lugar, obra de la mano del hombre, de la naturaleza y del paso del tiempo.

cine skandia

Posted in arquitectura, interiorismo with tags , , on junio 4, 2012 by proyectosinteriores

para continuar con la figura de Gunnar Asplund me gustaría hacer un breve comentario sobre el cine Skandia. Es un proyecto que le encargan al arquitecto en el año 1922. En él puede plantear el simbolismo a través de varios elementos. Influenciado por su viaje a Italia, plantea un espacio coronado por la bóveda celeste, en el que el techo representaría el cielo y los globos de iluminación las estrellas. El altavoz, que representa un cilindro emergente de lo alto se expone como la luna, y las galerías y palcos, son pequeñas arquitecturas bajo ese cielo estrellado. Arquitectura dentro de arquitectura. Además la ceremonia del recorrido vuelve a estar muy presente en la arquitectura. Tras un vestíbulo en el que la taquilla se integra en una burbuja de cristal, se accede a un espacio de transición que nos lleva al patio de butacas o nos conduce hacia la escalera. Al final de ésta y tras un giro al fondo, descubrimos las galerías de acceso a los palcos superiores. Es curioso el tratamiento que Asplund da a las puertas de entrada a esos palcos, con un nuevo guiño simbólico y paradójico, ya que se asemejan a las puertas de un “armario de los secretos” tal y como citaba el arquitecto José Manuel López Peláez, y al efecto citado de arquitecturas dentro de la arquitectura. El color rojo, los tapices de las butacas y las alfombras de los pavimentos, los detalles figurativos de pequeñas esculturas representando el mundo mágico y de deseo que representaba el cine…forman un conjunto espacial donde el carácter onírico y festivo nos envuelve hasta el momento de salir de nuevo a nuestro rutinario mundo exterior.